SEO

El-que-no-debe-ser-nombrado (en Google)

;ltimamente nos habíamos dejado llevar por el salseo. Que si el #movidOT, que si el marketing de compra-venta de niños (aka gestación subrogada), que si la vecina más plagier, que si la maravillosa Thalía… Lo cierto es que habíamos dejado muy de lado (rimando Mecano-style) al maravilloSEO. Así que sí, por fin volvemos a contar algo provechoso y con un punto friki: el Voldemorting.

¿Qué es el Voldemorting?

Si eres ultrafan de Harry Potter, y si no seguro que también, sabrás que a lo largo de la saga (de libros y de pelis) hay un nombre que provoca miedo. Casi nadie, excepto Harry y Dumbledore son capaces se llamar a Voldemort por su nombre y se refieren a él como El-que-no-debe-ser-nombrado o quién-tú-sabes, según cómo les diera. Un personaje de la ficción que ha llegado al marketing de la vida real. Porque en internet no hay magia, pero sí algoritmos de búsqueda.

El Voldemorting es una nueva técnica SEO para que nuestro amigo GiganGoogle no pueda encontrarte. Porque, ya se sabe, si no estás en Google es como si no existieras. Y de eso se trata todo esto de que los motores de búsqueda no sepan que determinada información, contenido, empresas o personas existe en internet. Así, es posible evitar alertas publicitarias o de cualquier tema que nada tiene que ver con lo que tú haces.

¿Para qué utilizarlo?

Cada vez que escribes algo en internet están dandole de comer a las maravillosas arañitas de Google. Incluso cuando no quieres hacerlo. Algo a lo que dedicas horas en tu día a día porque, al final, cuanto antes te encuentren las amigas arácnidas, antes (y ¿mejor?) posicionarás. Y eso, se traduce en un aumento del tráfico a tu sitio web. O al menos debiera.

Seguramente, en demasiadas ocasiones, has recibido anuncios muy relacionados con alguna determinada búsqueda. Que si buscas vuelos solo recibes publicidad de aerolíneas, que si te interesa el nuevo iPhone te abrasarán cientos de tiendas online… para que piques. Pues para evitar esto, tienes a tu nuevo mejor amigo el Voldemorting.

Llamando a las cosas por el nombre que no tiene, evitas posicionarte por ese término (vamos, el SEO de toda la vida). Y que los algoritmos de Google no sepan de qué narices estás hablando o a quién te estás dirigiendo.

¿Cómo Voldemortear?

Muy fácil, solo tienes que escribir mal las palabras. Desde errores ortográficos a propósito a usar sinónimos o comparaciones. Así, quien te lea sabrá lo que quieres decir, pero no Google (muajajaja). Sin duda una buena forma de evitar problemas mayores como acciones legales a causa de la ley mordaza, por ejemplo. Usando palabras erróneas nadie podrá encontrarte y si nadie sabe que existes, nadie podrá tomarla contra ti.

El Voldemorting parece que se está haciendo un hueco en las estrategias de marketing digital. No es nada nuevo que este tipo de técnicas cambian con mucha frecuencia, lo extraño es que lo hagan de esta forma. Algo que, a priori, parece lo menos marketero del mundo, al menos en términos de keywords, de hastag y del propio SEO.

Aunque ahora se le haya puesto un nombre chachiguay; es lo que siempre se ha hecho con frutas en las elecciones. Lo de las frutas que compartían colores con partidos políticos, sí. Eso mismo.

Deja un comentario