«Los otros San Mamés», la nueva campaña de San Miguel con el Athletic

No vamos a negar a estas alturas que nuestras poliaventuras nos han llevado hasta las orillas del Cantábrico en su paso por el Golfo de Bizkaia y, más concretamente, hacia el interior por el discurrir de la Ría del Nervión-Ibaizabal. De hecho, desde el aula aledaña al zulo donde aprendimos los secretos del marketing se podía vislumbrar el manto esmeralda del cauce que da forma a la muy noble, muy leal e invicta Villa de Bilbao. Si hay algo sagrado en toda la provincia y parte del extranjero es nuestro equipo de fútbol, el Athletic Club.

 

De Marcos, Iturregi, Ibáñez y Aduriz bridan con una San Miguel en la taberna ‘La Campa de los Ingleses’.

El dinero por delante de la tradición

¡La culpa de todo es del Jägermeister! No, no estamos hablando de la última policena, el post de hoy va sobre el deporte rey. El famoso licor alemán se convirtió en el primer producto patrocinador de un equipo de fútbol. Sucedió en 1973, el Eintracht Braunschweig aceptó 100.000 marcos de la época por lucir el ciervo con la cruz en su camiseta, aunque rechazó cambiar su nombre por Eintracht Jägermeister. Ahí empezó la relación comercial entre equipos de fútbol y poderosas empresas.