¿Que no quieres ver mis anuncios? Ya te digo yo a ti que sí

Es probable que hasta hace unas semanas no supieras qué es eso de minar criptomonedas. Ni siquiera que son las criptomonedas. Pero, con el Bitcoin en boca de todos, esos palabros se han convertido en algo habitual en nuestras conversaciones, aunque sólo sean a través de las redes sociales. Y esque, al final todos tenemos un amigo muy pesado y muy sabelotodo. Y si no lo tienes, lamentamos decirte que lo más probable es que ese seas tú. Con todo nuestro amor y tal.

Su troll, gracias

La gente es muy de indignarse. Porque sí. Por que es gratis. Pero desde que existen las redes sociales, indignarse por todo es mucho más fácil y al mismo precio. Antes, para montar el pitote (por algo injustificado), tenías que descolgar el teléfono. Y eso cuesta dinero. O mandar una carta. Y los sellos también cuestan. O personarte, que eso cuesta más y da más miedo.
 
En esos casos, el factor anónimo no existía. Y este es una de las principales razones que motivan a la gente a hacerse troll. Dí lo que quieras, total, nadie va a saber quién eres. Nadie va a ser capaz de reconocerte y tú te sientes el rey del mambo, soltando lo que pasa por ese cerebro sin necesidad de ningún filtro.

Mejor, ni lo consumas

En Bilbao pasan muchas cosas y algunas de ellas han dado para polipost. Por ejemplo, comentamos aquella campaña de los felpudos que nos flipó. O algunas de las cosas que nos hemos ido encontrando en el Metro, tantas que hasta tenemos una especie de sección: Metro Bilbao, soporte publicitario. También de aquella acción ‘tamaño Bilbao‘, o del Día del Accionista de Iberdrola. Hablamos de la Korrika a su paso por Bilbao, de la San Mamés y San Miguel, de El Sol y de la Noche Blanca.

Tranquila estoy, gracias

En el post de hoy rescatamos dos de las cosas que más nos caracterizan/más hacemos/dedicamos espacio en las poliredes y este nuestro poliblog: el haterismo y el Metro de Bilbao. Y venimos fuertecito.
Ya sabéis eso de que cuando marzo mayea, mayo marcea. Pues eso, o el cambio climático, o todo junto, es lo que está pasando últimamente. Y claro, ¿qué pasa cuando hace bueno? Pues que te pones pantalones cortos, faldas… ¿Y qué es fundamental para ello? Estar depilada, por supuesto. Y esa es la genialísima idea que tuvo quien diseño la última campaña de Dermitek, pero que a gente como a mí no nos hizo ni pizca de gracia. Y todo esto en el metro, soporte publicitario.
dermitek metro
Gracias por el recordatorio Dermitek | Twitter: @Idioteque_

Anuncios con famosos que parecían buena idea, pero ssssssno Vol II

Volvemos con una segunda entrega de anuncios protagonizados por famosetes patrios que acabaron siendo carne de meme, de parodia o de todo a la vez. Sabéis que nos flipa muy mucho y muy fuerte el trospideo, el cutrerio español y la cosas rarunas. Por eso, esta vez también venimos con material del bueno. Disfruten de la selección que hemos hecho con tanto… cariño (?).

Ya no nos queda ni la salud

El 22 de diciembre es el día oficioso y nacional de la Salud. Cuando no toca el Gordo (lo más habitual, dicho sea de paso) se suele soltar la coletilla de “al menos tenemos salud”. Hasta este año. Bueno, tal vez hasta el pasado, ese infame 2016 ¿De qué estamos hablando? Muy sencillo, del egoísmo que se vive últimamente en los anuncios de medicamentos en la tele.

 

anuncio frenadol

(Re) marketeando

Volvemos a las definiciones mercadotécnicas con el remarketing. Aquellos que conozcan el mundillo sabrán de sobra qué es y si no con sólo leer el nombre ya se harán una idea muy acertada. El resto de los mortales, sigan leyendo que muy pronto también sabrán de qué se trata el concepto de hoy.

Oye, claro que me horrorizas, guapi

No mientas y asúmelo de una vez. Tú también has caído en esos jingles del horror, que se te meten en el cerebro y cantan solos a todas horas. Te taladran la vida y los odias muy fuerte. Y no te puedes librar de ellos y a veces ya ni quieres hacerlo. Si es que al final les acabas cogiendo hasta cariño. Hoy venimos a hablar de los dos que últimamente están más de moda: las cancioncitas de Wallapop y de Chicfy.