La nominación

Hoy, y por una buenísima causa, tenemos polipost extra. La ocasión lo merece, así que… ¡pido redoble de tambores, por favor! La cosa es que hace unos días nos enteramos de que estábamos nominados a los Buber Sariak. Y eso ya fue muy fuerte, pero es que no se queda ahí. Ahora, gracias a que nos habéis votado (que sois muchas personas más de las que jamás pudimos imaginar), ¡estamos en la final!

Como diría JuanCar, aka el emérito, nos llena de orgullo y satisfacción estar nominados a nuestra primera mandanga. Sea de lo que sea, siempre es bonito que alguien se acuerde de ti para cosas bonitas. Con independencia de que el premio sea para nosotros (o no, que es lo más probable), ha sido una pasada saber que alguien nos lee y ¡hasta le gusta lo que hacemos!

El jueves tenemos polisarao en Vitoria. El primer polisarao. Y esperamos que después vengan otros cuantos más.

Gracias. De verdad.

¿Acabaremos por celebrar también Acción de Gracias? Quién sabe, habrá que esperar un tiempo para ver si acabamos adorando la mantequilla de cacahuete como si fuera Nocilla. Y si la tortilla de patata o el jamón ibérico consiguen mantenerse entre la fiebre yankee.

Deja un comentario