Contenido multimedia, ¿sí o no?

Hoy venimos a contradecirnos. Si hace un par de semanas hablabámos de enamorar a Google conquistando a tu audiencia, pues hoy todo lo contrario. Bueno, contrario, contrario no. Pero tenemos que hablar de eso de insertar contenido multimedia en todos los sitios.

Las estadísticas dicen que a la gente le flipa leer cosas con contenido multimedia. Da igual si son fotos, infografías, vídeo o lo que se te ocurra. La realidad es que ese tipo de entradas tienen un mayor número de visitas y eso no podemos negarlo. Y menos nosotros, que aún (muy) amateurs.

La objección de Google

El punto negativo a esto viene de la mano de Google. Una vez más viene nuestro querido amigui a amargarnos la vida un poco. A la gente le gusta ver cosas que se mueven, a Google no tanto. Bueno, no es que tenga nada en contra de nuestro contenido, es que ese contenido pesa más. Esto para quien accede desde un escritorio no hay problema. Ni para nosotros, ni para el usuario. En cambio, para que lleguen gracias al SEO, pues un poco.

A Google le encanta gustar, de ahí que constantemente esté cambiando su algoritmo. Algo que parece que únicamente tiene como objetivo amargarnos la existencia (que lo hace un poco), es para gustar a sus usuarios. Cuanto más les guste, más lo utilizarán y mayores beneficios obtendrá el buscador. Fácil y sencillo, ¿no?

Más guay, más peso

La cosa es que (y también lo dicen las estadísticas) cada vez navegamos más desde nuestro móviles. Y eso Google también lo sabe. Por eso nos ‘anima’ a crear la versión AMP de nuestra web, a reducir los tiempos de carga… y a cambio nos promete una mejora del SEO mobile.

Entonces es cuando viene la contradicción. Nuestra contradicción.  Añadir contenido multimedia a nuestras publicaciones inevitablemente ralentizará nuestra web. Aunque, como todo, puede minimizarse al máximo, algo que lo más probable es que el usuario medio no sepa hacer. Y, como consecuencia, añadir contenidos molonguis nos acabará pasando factura.

Por supuesto que es importante crear contenidos multimedia, especialmente vídeos e infografías para que, con un poquito de suerte, se viralicen y lo petemos fuerte. Pero no satures y, sobre todo, optimiza todo para que no tengas que acabar maldiendo a Google.

Aunque si este es tu caso, te aceptaremos en nuestro grupo.

Deja un comentario