Inbound marketing

Volvemos con una nueva entrega de palabros marketinianos. Con un anglicismo muy de actualidad en esta segunda entrega de ‘Hablemos de…’ (como si fuésemos un programa de cotilleo, sin ser nosotros muy de eso. Bueno, un poco sí). Así que, he aquí unas pinceladas sobre un concepto muy de moda del que muchos aún desconocen todo.

Inbound marketing es una técnica del marketing, especialmente el digital, diseñada con la intención de informar al cliente de qué es lo que puedes ofrecerle. Esto pretende que sea el propio cliente quien te busque a ti, en lugar de que seas tú quien intente captar su atención. Está muy unido al marketing relacional, tanto que no es extraño que en ocasiones se comparen y confundan ambos conceptos.
Esta nueva técnica se basa en la utilización de las redes sociales, y demás herramientas que ofrece internet, para la difusión de los mensajes. De esta forma, es posible que el cliente obtenga una mayor información, tome una decisión mucho más acertada y, sobre todo, acorde a sus necesidades. A la misma vez, se reduce el coste de adquisición de un nuevo cliente para la empresa, derivado del reducido coste de las plataformas que se encuentran en la red. Lo que no quiere decir que todo sea gratis, ya sabes que los community managers se pagan.

Inbound marketing VS marketing tradicional

La principal diferencia entre el inbound marketing y el marketing tradicional se encuentra en la percepción del cliente. A través del inbound marketing el cliente no percibe que el fin de la empresa es incrementar las ventas; aunque ese sea siempre el principal objetivo de cualquier estrategia. Esto es posible mediante la creación de contenidos de calidad que atraigan al público, en vez de tener que acercarnos nosotros a ellos para informarles de nuestros productos.
 
Fases del inbound marketing:
      1. Atraer y generar tráfico.
      2. Captar clientes potenciales. 
      3. Convertirlos en clientes.
      4. Conservar los clientes.
Así que ya sabes, si estás pensando en hacer que tu estrategia de marketing sea menos agresiva y más cliente friendly, quizá deberías echarle un ojo al inbound marketing. Porque, en cualquier caso, tampoco se pierde nada por intentar hacer que el cliente vea que no solo te basas en promociones; sino que también ofrecer contenido gratuito de calidad.
Y este, es todo nuestro marketing por hoy.

Deja un comentario