Y, de repente, a España le importa Eurovision 2018

El año pasado ya hablamos un poquito sobre Eurovision. Y también, para aquellos no iniciados en el maravilloso mundo del eurofan, hicimos una especie de introducción. Como casi todo en los últimos meses después del FenómenOT, las cosas han cambiado un poco bastante. Entre otras que parece que en Eurovision 2018, España quiere hacer las cosas bien. O al menos intentarlo.

Nuestra mente de eurofanses no llega a entender desde cuándo a España no le apetece ganar. Y con apetecer nos referimos a llevar apuestas dignas y, sobre todo, apoyarlas desde aquí. Dignas fueron Pastora, Ruth Lorenzo o Barei en los últimos años. Pero ninguna de ellas tuvo el grandísimo apoyo por parte de RTVE y la señora Prieto como están teniendo Amaia y Alfred con nuestra canción. Que en realidad es tuya, pero todos la hemos hecho nuestra.

Cambiando para bien

Desde nuestras retorcidas mentes de mercadólogos, además de eurofanes, diremos que todo apunta a estrategia de marketing. TVE sabe que OT 2017 lo ha petado muchísimo más de lo que ellos pudieran imaginar. Saben que el formato, o al menos esta última edición, se ha convertido en su gallina de los huevos más dorados. Y no piensan dejarlo escapar. Seguramente los chavales les importen más bien poco, pero todo el dinero que gracias a ellos recaudan, no tanto. De ahí que, por primera vez en mucho tiempo, (casi) todas las canciones candidatas nos hicieran sentirnos orgullosos. Y que TVE le pusiera ganas de verdad, en vez de boicotear los intentos de algunos representantes por intentar hacerse con el micrófono de cristal (never forget ‘lo de Barei’).

Seamos sinceros, a España (bueno, más bien a los encargados de organizar el sarao) no les interesaba ganar. Aquí es donde podéis insertar comentarios como es que es todo política, se votan entre ellos, es una pérdida de dinero o siempre hacemos el rídiculo. Lo de desmentir las cuñadeces lo dejamos para otro polipost, pero vaya que todo eso solo ha sido porque no queríamos ganar. No porque no tuviéramos opciones de poder hacerlo.

Hace unas semanas ya comentamos que este cambio se debía a que posiblemente en unos meses anunciaran OT 2018 y, claro, había que estirar al máximo el 2017 para cebar al siguiente. Deahí el enorme apoyo y la gran promoción que, por una vez, está haciendo la propia TVE. Recordemos que Edurne no fue de gira por Europa (porque el marido de M.Naranjo no quiso, también hay que decirlo). O que si Ruth Lorezo, Barei o Manel Navarro se recorrieron todas las pre-parties y cadenas europeas fue por su propia iniciativa.

Hace solo unos días anunciaban que a finales de año llegaría la nueva edición de Operación Triunfo. Ahora lo entendéis todo mejor, ¿verdad? (Lo de danos la razón podéis hacerlo en comentarios, gracias). Somos unos visionarios, polipeña.

Chuelf points

Después del eurodrama del año pasado, de que los mirelers (o como se llamen) se pasaron con su acoso y derribo a Manel solo porque su diva de ventilador no pudo ir a Eurovision, ahora todos vamos con Almaia. Y parece que no solo nosotros, que hemos vivido todo lo de OT y que les tenemos cariño a Alfred y Amaia queremos que ganen. Europa parece más posicionada a favor de Francia o Israel, entre otros favos, pero España se ha hecho con un huequito.

Las casas de apuestas no nos dejan en mal lugar. Y, aunque pase lo que pase, estaremos muy orgullosos de lo que seguro harán en Lisboa, por una vez parece que quedaremos dignamente. Esto es lo que suele pasar cuando las cosas se hacen bien. O cuando no se le ponen piedras en el camino a quien lo intenta. Porque, digan lo que digan, Eurovision no es política, es música. Y tu canción es mucho más que eso. Que política. Y que música.

A medidados de mayo veremos cómo queda la cosa.

Deja un comentario