Su troll, gracias

La gente es muy de indignarse. Porque sí. Por que es gratis. Pero desde que existen las redes sociales, indignarse por todo es mucho más fácil y al mismo precio. Antes, para montar el pitote (por algo injustificado), tenías que descolgar el teléfono. Y eso cuesta dinero. O mandar una carta. Y los sellos también cuestan. O personarte, que eso cuesta más y da más miedo.
 
En esos casos, el factor anónimo no existía. Y este es una de las principales razones que motivan a la gente a hacerse troll. Dí lo que quieras, total, nadie va a saber quién eres. Nadie va a ser capaz de reconocerte y tú te sientes el rey del mambo, soltando lo que pasa por ese cerebro sin necesidad de ningún filtro.

Feminismo de Inditex

En los últimos meses parece que el movimiento feminista ha llegado a las tiendas. En sentido literal. Para el común de los mortales, esto empezó en Stradivarius con su ‘everybody should be feminist’ y, al poco tiempo, ya se había sumado todo Inditex. Al resto de tiendas, tampoco les costó mucho sumarse al movimiento camisetil.

Polimal Sound

Sí, lo sabemos. Dijimos mil veces que no pararíamos ni en vacaciones, pero al final hemos caído en el poliperíodo estival. Básicamente porque no dábamos a basto. Hemos tenido vacaciones en el curro y hemos viajado por la geografía española. Y, claro, dejar las movidas del curro preparadas es un pelín más importante que mantener el poliblog cargado de contenido. Principalmente porque por lo primero nos pagan y con nuestro amado Polígono aún no nos da para cumplir nuestro sueño: comparnos unos lacasitos.

Fin de ciclo en el mundo del CM

Ya llevamos tiempo acostumbrados al Community Manager graciosete de turno. Hay múltiples ejemplos en nuestros timelines. El de Renfe, la de Policía Nacional, el de Netflix… Empresas de prestigio y renombre (algunas de rancio abolengo) que deciden basar su estrategia social en las gracietas y ocurrencias del CM de turno. Cuentas que si fuesen personales entrarían dentro de la categoría de tuistars (todo por un sueño). Pero que son la cara de una compañía en el entorno digital y social.

McRip

Dicen que nos estamos volviendo fit, tanto que estamos matando al BigMac. Y pluralizo porque dicen que todo esto es culpa de la gente (como diría Lori Meyers), es culpa de los millennials.

Rebajas de Steam, el diógenes de los videojuegos

Sabemos que muchos de nuestros seguidores no son fanses de los videojuegos. Pero como en el polígono jugamos de vez en cuando y el marketing es un elemento muy importante dentro de este mundillo, pues alguna vez nos toca hablar del décimo arte. Como con el lanzamiento de Nintendo Switch (que está difícil de conseguir). Hoy queremos hablar de las rebajas veraniegas de Steam que acaban este miércoles 5 de julio. Una estupenda oportunidad para hacerte con los juegos que más te puedan interesar del pasado año a un precio imbatible.

Aprender jugando

No es nada nuevo que odiamos un poco (mucho) algunas cosas de Google. Pero últimamente a una parte del Gigante que está ganándose un hueco en nuestro corazón. No sabemos si es que en los últimos meses están dándole más caña. O es simplemente casualidad que un par de veces a la semana nos topemos con algo nuevo (y molón) de Made with Code.

Bicicletas bigotudas

Hace unos días os hablabámos de utilizar el dominio como parte de la estrategia de marketing, hoy venimos con otro ejemplo de movida mercadológica (aunque esta vez no sea de forma tan directa).
 
No es nada nuevo utilizar el packaging como un elemento de marketing más. Como algo que llame la atención de nuestros usuarios e incite a que adquieran el producto, sea o no por una necesidad real. Pero hoy vamos un pasito más allá y es hacer de un producto no tan cotidiano un elemento diferenciador de marketing.

May Correos be with you

Por si alguno aún no lo sabe, a lo largo de los 365 días que dura un año estándar, hay un ‘Día Internacional/Mundial’ para (casi) todo. Lo mismo se celebran cosas normales, como el Día del Trabajo, la Constitución, un Viernes Santo… que el Día del backup o de la toalla. Aunque detrás de todos ellos siempre hay una buena causa, lo cierto es que algunas de estas celebraciones dejan a cualquiera patidifuso.