El todo gratis por el coronavirus, el buggeting

No sé vosotros, pero en tiempos de confinamiento estoy descubriendo que hay dos tipos de personas: las que se aburren y las que siguen sin tener tiempo. Y yo, aunque hubiera puesto la mano en el fuego por que iba a formar parte del primer grupo, estoy metida hasta las cejas en el segundo. También he descubierto dos tipos de empresas o marcas: las que buscan posicionarse dando cosas gratis y las que siguen haciendo valer su trabajo. Y aquí, también quiero estar en el segundo grupo. Y como yo todo lo bautizo, a esto lo he llamado buggeting (que ya he buscado en Google y el término aún no existe).

La crisis institucional por tapar el vertedero de Zaldibar

Cuando estaba en tercero de carrera y me explicaban aquello de las crisis institucionales y analizábamos lo pasó, a nivel institucional y comunicativo, con el 11M parecía todo súperobvio. Quiero decir, era tan evidente todo lo que estaba mal que parecía mucho más sencillo hacerlo bien que continuar con aquella mentira. Ahora, unos 6 años después de aquello, volvemos a estar en el mismo punto con la crisis de Zaldibar.

El marketing más Arkano, digo arcaico

Arkano, también conocido (de coña) como el hijo de Chicote por su enorme parecido físico se ha marcado un C.Tangana. Sí, el niño bueno del rap, el que colaboró con Ikea para conseguir el mobiliario necesario para el Centro Socioeducativo San Blas de Alicante, sí. El que sale con Melendi en la Voz Kids, el que ‘apoya’ el feminismo. El mismo Arkano de todo eso y más, parece que ha mostrado la patita. O la pataza, según como lo mires.

Oh dulcemusa, ¡queremos ser como tú!

Ahora que Instagram ha dejado de mostrar los likes de las publicaciones, no cabe la menor duda de que el mundo influencer va a tener que cambiar de estrategia. Con los likes ocultos deberán valerse de otras métricas o formas de hacerle saber a las marcas que son dignos (en términos de poder de influencia con aquello que promocionan) de que les manden sus productos. Aunque no hemos venido a hablar del fin de los likes, está muy relacionado con lo que sí vamos a tratar hoy: el síndrome Dulceida.

De YouTube a YouTV, el millenialismo de Jaime Altozano

El pasado viernes TVE estrenaba programa musical. Algo que tampoco es novedad, y más teniendo en cuenta el tirón que ha tenido el regreso de Operación Triunfo con OT 2017; bueno, y OT 2018 al final tampoco fue tan mal. Y sí, como cabría esperar TVE aprovechó para invitar a los nuevos triunfitos y algún que otro artista no relacionado con el reality. Pero, lo que nos sorprendió gratamente es el fichaje de Jaime Altozano por ‘La mejor canción jamás cantada’.

Ellos no son tontos y esperamos que el cliente tampoco

La semana pasada nos topamos con una exclusiva que nos dejó picuetos. MediaMarkt se pasaba al Social Media. No, no para ellos, anunciaba la creación de un servicio de Community Management. Aunque más bien lo llamaríamos programación de tuits por unos euros al mes. Parece ser que no es suficiente con que la gente crea que eso no es un trabajo. Es más, que se trata de algo que su hijo/sobrino/familiar millenial puede hacer en un ratín y encima ¡gratis!. Siempre se puede hundir un poquito más a los profesionales del Social Media.

Instatiendas, la teletienda de los millenials

Nos flipa Instagram. Eso es algo que no lo podemos negar. Nos pasamos buena parte del día ahí, mirando fotos que sube la gente y somos adictos a las historias. No hacemos, pero nos las vemos toditas. Nos gusta dar rienda suelta a nuestra vena más cotilla y lo pasamos genial. Aunque de un tiempo a esta parte algunas cuentas en esta red social se han convertido en la versión milennial de la teletienda.