Polígono del marketing

Sígueme, que no te sigo

¿Tú también has sufrido a esa gente que hoy te siguen y mañana te dejan de seguir? Parece ser que las redes sociales han creado un nuevo especimen: el personaje que se aburre tanto que se dedica a aumentar su número de seguidores a base de follows/unfollows.

Como estrategia en general, da un poco de pereza. Sólo de pensar que hay que buscar nuevas 'víctimas' y luego tienes que acordarte de dejar de seguirlas, se quitan las ganas de recurrir a este juego tan cutre para ganar seguidores. Como estrategia de alguien que se vende como experto en marketing es algo muy muy cutre.

Este tipo de perfiles aumentan así sus cifras. Primero de seguidores, después de ventas. Pobres incautos que caen en estas redes. Porque, alguien que hace esto, como marketero es bastante mediocre. Si fuese bueno, no tendría que recurrir a ello para tener seguidores. Es más, ni siquiera debería importarle el número de personas que le siguen si no que sea una audiencia de calidad. Un público verdaderamente interesado en lo que comparte, en sus opiniones y en su contenido.

Como ya comentamos con la iniciativa Actívate de Google, las redes sociales y el acceso al conocimiento que proporciona internet y los moocs y etc, corren el riesgo de crear cuñados de la red. Y este, podría ser uno de esos casos.

Gente que sin conocimientos mercadológicos, aunque sí conocimientos de algún otro tipo, se animan a dar consejos (algunos cobrando por ello) en terrenos de los que no conocen más que las cuatro cosas que han ido leyendo por internet.

Internet es nuestro presente y nuestro futuro, pero como todo si se hace mal pues no sirve de mucho. Más que perder tiempo y dinero, es estos casos.

Y, si eres mercadólogo o vas de ello, hazte un favor y deja que la gente te siga porque de verdad le gusta lo que haces. No porque caigan en el juego del sígueme y te sigo. 


estrategia follow unfollow

No hay comentarios:

Publicar un comentario