Polígono del marketing

Bicicletas bigotudas

Hace unos días os hablabámos de utilizar el dominio como parte de la estrategia de marketing, hoy venimos con otro ejemplo de movida mercadológica (aunque esta vez no sea de forma tan directa).

No es nada nuevo utilizar el packaging como un elemento de marketing más. Como algo que llame la atención de nuestros usuarios e incite a que adquieran el producto, sea o no por una necesidad real. Pero hoy vamos un pasito más allá y es hacer de un producto no tan cotidiano un elemento diferenciador de marketing.

Hoy, polipeña venimos a hablar de bicis. Y es que, hace unos días, nos enteramos de que existe un modelo de bicicleta llamado Moustache Samedi y, claro, el nombre nos resultó gracioso no es para menos teniendo en cuenta que hay por el mundo una marca de bicicletas que en español se llama bigote de domingo  o domingo de bigote. (No lo tenemos muy claro, el francés no es lo nuestro, sorry. Pero si alguien quiere venir a iluminarnos, será muy bienvenido).

¿Y qué es lo que hace diferente a esta bici? Pues que, como su nombre bien indica, el manillar tiene forma de bigote. De pelillo sobre el labio, no de Edmundo Arrocet aka el novio de MariTere. Aunque debemos reconocer que aquí no tenemos muy claro si el factor diferencial es el propio nombre de la marca o si es la forma del manillar (aunque desde nuestro desconocimiento total, creemos que prácticamente todos los manillares de bicis tienen una forma similar).

Sea lo que sea, el descubrimiento nos pareció buenísimo. El mundo biciclístico es extenso y si eres capaz de diferenciar tu producto de entre los de la competencia, tienes mucho ganado.

Si os hace una rutita en bici, conocemos el paraíso de las mismas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario