Polígono del marketing

Cosas que la mercadología nos hace odiar

Este tema lleva un tiempo sobrevolando el Polígono, el poligrupo y todo lo relacionado con la poliunión y la mercadología. Y es que, trabajar como técnicos de marketing nos ha hecho acabar odiando múltiples herramientas que hasta ahora han pasado por nuestras vidas sin destacar mucho. Hemos recopilado las 4 más comentadas para ver si alguien más comparte este odio mercadotécnico con nosotros.

1. GiganGoogle

Si nos preguntan hace unos cuantos (bastantes) años, hubiéramos dicho que Google era la puerta a internet y poco más. Jóvenes e ilusos nosotros que no sabíamos todo lo que había detrás de él. Con el tiempo, y la experiencia, hemos terminado odiándole a todo él. 

A Google Analytics porque a veces no entenemos de dónde se saca las cosas. A Google Search Console, por esos días de retraso que lleva siempre y porque nos deja solitos en la dura labor de arreglar nuestro SEO. A Google AdWords desde ambas perspectivas, desde la de mercadólogo que tiene que preparar campañas > grupos de anuncios > anuncios en base a mil millones de palabras clave extraídas desde su planificador; y desde el punto de vista del usuario al que le saltan y te persiguen con su remarketing. Y lo dejamos aquí que al final nos vetan del buscador. 

2. SemRush

La herramienta de pago (de mucho pago) que lejos de ayudarte en eso de posicionar mejor tu página web de cara a los buscadores, te vuelve más loco aún. Sólo queremos saber cómo cuenta las palabras, porqué está tan obsesionado con el ratio HTML-texto, entre otras cosas. No sé, SemRush, esperabámos que fuésemos mazo amiguis, pero nos lo pones tan, pero tan, difícil. Supongo que acabaremos cogiéndonos cariño con el tiempo, pero por ahora te odiamos muy fuerte.

3. Facebook


Por general nos entendemos bastante bien con todas las cosas del Señor Zuckerberg, excepto con su gran creación: Facebook. Los cambios en el algoritmo y las frecuentes modificaciones nos dejan bastante loquers. Y empiezas a sumar. Es odiable de por sí, poco intuitivo y usable, cambia más que el tiempo en día de galerna y, en función de la actividad de la empresa, puede ser dificilísimo crear una buena comunidad. La verdad, Facebook, es que molabas más cuando solo te usábamos para jugar al FarmVille. Pero la vida es dura. y la mercadología más.

4. LinkedIn 


La red social más profesional, y que durante más tiempo hemos intentado evitar. Hasta hace poco, de diseño muy desfasado pero relativamente fácil de usar. Ahora, les ha dado por ponerse modernos y cambiarnóslo todo. Y claro, llega el odio. Superdíficil tener visibilidad, y ya no digamos recomendaciones, tampoco ayuda en nada a aumentar tu número de seguidores. Otro suspenso para LinkedIn. Tú no gustar a nosotros.

odio mercadologico

Y aquí lo dejamos por hoy, que ya hemos soltado bastante odio. Aunque seguramente volvamos pronto con otra selección de herramientas que hemos acabado odiando por el marketing digital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario