Polígono del marketing

Las marcas se vuelcan con las inocentadas

Plaza Nueva de Bilbao. 29 de diciembre. 12:24 del mediodía. Hora del polipoteo matutino.


plaza nueva bilbao


- Hombre, polipavo. ¡Cuánto tiempo! ¿Qué tal todo?
- Pues muy bien, haciendo mandangas como siempre.
- ¿Y el polígono del marketing?
- ¡Superao! Ya somos Lores del Marketing y con trabajo.
- ¿Lores?
- Capitanes generales de la mercadología, si lo prefieres.
- ¡Ah! Vale, vale. ¿Y lo habéis abandonado por un nuevo puesto de trabajo?
- ¡Qué va! Hemos decidido lanzarnos a la Red y tenemos un poliblog toh guapo.
- ¿En serio? Eso mola. ¿Y qué tenéis entre manos ahora mismo?
- Pues un polipost sobre las inocentadas de ayer.
- ¿No es demasiado mainstream?
- It's possible!
- ¡Oh! Menudo nivel de inglés.
- Gracias al polígono. ¿Viste la inocentada de Burger King? O debería decir Burguer King.
- Sí, algo me  suena, pero cuéntame más, oh Lord del Marketing.
- Resulta que la inocentada de Burger King era que cambiaban su nombre en España para adaptarlo a la grafía española y picaron todos los medios.
- Qué primos, ¿no?
- Un poco, sobre todo si tenemos en cuenta que la lanzaron el día antes y nadie levantó el teléfono para corroborar la noticia. Un clavo más en el ataud del Periodismo. Luego se ponen la medalla de queríamos hacer unas risas con vosotros como si fuesen un padre que trata de ser guay y pista.
- ¿Alguna otra?
- Sí, claro. Esta de la munipa de Bilbao es algo más blanca, aunque la han retirado por alguna razón. Iban a multar a los vehículos por el tamaño de los ceniceros en el coche. Si superaban las medidas mínimas, multa.
- ¿Y han borrado el tuit?
- Así es, ni rastro de la bromis. La que ha sido buena es la de Ticketea. Los taquilleros han montado un disco de homenaje a Isabel Pantoja llamado Trampantojo con versiones de la tonadillera cantadas por grupos indies como Love of Lesbian, Izal o La Casa Azul.
- ¡Cómo mola!
- Sí, una pena que no sea verdad.
- Yo lo compraría.
- Y yo. Los que se lo han currado han sido los de ING Direct con un vídeo de presentación de una app. Una aplicación al estilo de Tinder para ligar pero que junta a las personas en base a sus gastos. Si hay cierto porcentaje de afinidad, será un match y podrás hablar con la persona en cuestión. Está muy bien.
- Yo es que soy de la BBK, ya podrían hacer algo similar.
- Milka lanza un chocolate con sabor a polvorón.
- ¿Pero no hay ya polvorones de chocolate?
- Y hasta McFlurrys de turrón. Pero bueno, inocentadilla.
- Sí, sí.
- ¿Y la de Spotify?
- ¿Que van a quitar los anuncios de reggeton?
- Ojalá, aunque parecido. Los anuncios te insultarán si les insultas.
- Ya me veo al Yandel diciendo "hijueputa, a Yandel se le respeta, malparío".
- Al menos sería gracioso.
- Eso sí. ¿Alguna más?
- Bueno, ya sabes que estos días hay inocentadas en todas partes. Incluso una empresa no muy conocida que se dedica al botellaje y se ha metido ahora a los profilácticos.
- ¿El postre?
- No, joder, los condones.
- Ah, coño. Bueno, para guardar líquidos y eso. ¿Alguna más?
- Muchísimas, joder. Samsung, VIPs, hasta los políticos.
- ¿En serio? Esos ya se podían ir y dejarnos en paz.
- No caerá esa breva. No, por ejemplo Ganemos Madrid (el Podemos municipal, vamos) dice que Bertín y Julito les harán un concierto de apoyo.
- Eso tampoco me lo perdería.
- Estás fatal.
- De toda la vida, polipavo.
- Pues estas han sido las que más me han marcado este año.
- No están mal, aunque un poco descafeinadas.
- Sí, cantan mucho. Como la de que se podía capturar un Agumon en Pokémon Go.
- Lo de Trump como presidente no era una inocentada larga, ¿verdad?
- Qué va, qué va.
- Puto 2016, nos quiere matar.
- No mentes a la bicha, que quedan dos días.
- Ya, ya. Pues nada, politronqui, habrá que quedar un día de estos, ¿no?
- Claro, organizamos una jamada con todos para enero.
- Venga, te llamo el día 3 y concretamos.
- Perfecto.
Y nunca llamó.

Pantone Colors

Un día más, el tema de hoy no es muy marketero. Pero sí está relacionado con la industria, porque los colores pantone son muy habituales en el diseño gráfico, y las artes gráficas en general. El sistema Pantone, se encarga de la identificación, comparación y comunicación de los colores, además de ser el sistema más reconocido y utilizado en el mundo gráfico.

Fundada en 1962, en sus inicios la compañía se dedicaba a comerciar tarjetas para empresas de cosmética. Un año más tarde, Lawrence Herbert se hacía con Pantone e instauraba el primer sistema de identificación de los colores para impresión. Lo característico de este sistema, es la numeración de cada uno de los colores que permite que sean recreados siempre de la misma manera. Pero la empresa no se ha quedado ahí, en la actualidad ha ampliado su sistema al diseño web, al interiorismo y a cualquier otra actividad que recurra a los colores para sus productos. Se excluyen aquí las aplicaciones y programas de acceso libre, ya que Pantone posee la propiedad intelecual de todos sus colores.

greenery color pantone 2017
Color 2017 | pantone.com
Desde el año 2000, Pantone comenzó a elegir el color del año. Y hace unos días han escogido el Greenery como color de 2017. Un verde un tanto peculiar pero que, a buen seguro, invadirá multitud de objetos (desde moda a decoración) en el próximo año, porque la 'Autoridad del color nunca se equivoca'.

La elección de este color no es arbitraria. La directora del Insituto del Color Pantone afirmó al New York Times que con esta tonalidad se pretende reflejar los nuevos valores de la sociedad. La mezcla de verde hierba con un ligero toque de amarillo pretende contrarrestar el estrés al que nos vemos sometidos en el día a día, aportando una forma de conexión con la naturaleza y, sobre todo, reflejar la esperanza en estos tiempos tan difíciles. El significado tan poderoso que se encuentra detrás de la elección justifica y minimiza la adversión que puede suscitar una elección tan peculiar.

El pasado 2016 (bueno, aún vigente por pocos días), hicieron historia al escoger por primera vez dos colores como 'color del año' y no se equivocaron. El rosa cuarzo y el azul serenidad proporcionaban cierto equilibrio a todo, o eso pretendieron con su elección. Pero lo cierto es que las tiendas de ropa, de accesorios, de muebles... de todo, se llenaron de estos colores. Y las pasarelas, esos lugares a los que Balenciaga, Michael Jors o Gucci ya han llevado el verde 'greenery' antes de haber sido escogido como color del año. Moda a la que también se han unido las celebrities que no se pierden una.

colores pantone 2016
Colores 2016 | pantone.com

Y eso es todo por hoy, poliamigos. Ya sabéis con que color os bombardeará el mundo, pero también sabréis lo que con ello pretende transmitiros.

¿Mi casa?, Ikea

En el polígono, sin saber prácticamente nada de decoración, tenemos una teoría.  El llamado estilo nórdico lo está petando, eso no lo podemos negar, y como referente se sitúa Ikea, pero ¿cuántos de nosotros hubiéramos decorado nuestras casas de colores más alegres si todas las youtubers/influencers no tuvieran sus habitaciones/media casa/casa entera en colores menos blancos e inmaculados? El poder del youtuber es real y en el caso de la decoración es muy fácil de ver.

Y aquí es donde entra en juego Ikea. El gigante sueco llegó a España en 1978 y, desde entonces, no ha parado de crecer. Con tiendas en prácticamente todo el territorio nacional, ¿quién no tiene en su casa al menos una docena de cosas procedentes de esta tienda? Son productos funcionales, de bajo precio y gran calidad, en los que el diseño juega un papel muy importante. Y con los que, a veces, llegamos a desesperarnos cuando se acerca el momento del montaje. Porque, admitámoslo, nadie en este mundo es capaz de entender las instrucciones de un mueble de Ikea a la primera. Y, ojo, hablo de entender, no de ser capaz de montarlo.

Las características de sus productos han ayudado al éxito de la marca, pero aquí hemos venido a hablar de su publicity ganada. De todas aquellas influencers, en su mayoría youtubers de moda/belleza, que han hecho que sus habitaciones sean un área de exposición de la tienda más y que, sin ninguna intencionalidad, han fomentado las ventas de la marca porque todas queremos un tocador blanco, con una silla transparente a la que le ponemos una alfombra de pelo. Y velas, muchas velas. Y unos cactus, que son cuquis.

estilo nordico ikea
Estilo nórdico de Ikea | ikea.com

A ver, Ikea es el templo del estilo nórdico (low cost), pero ni nuestros conocimientos de interiorismo, ni el de las youtubers, nos vuelven decoradores. Comprar muebles blancos que combinen con otros más blancos aún no nos hace guays, hace que nuestra casa parezca un hospital. El copieteo no nos da personalidad, nos la quita. Porque a mí nunca me gustaron los cactus. Ni las velas (y a mi madre menos que le da un parraque solo de pensar que pueda acabar incendiándolo todo). Y las alfombras blancas me parecen una guarrada, y los sofás. Y mi nombre, por el momento, aún me lo sé y no necesito colocarlo por toda la estancia en forma de letras luminosas. Y ya, rizando el rizo, el motivo del estilo sueco (la escasez de luz natural durante todo el año), ni siquiera tiene mucho sentido aquí, en España. 

A nuestras youtubers les ha dado por mezclar blanco con madera y toques de color y/o industriales en elementos decorativos porque es guay. No porque sean abanderadas del estilo nórdico. De sobra es conocido que en el polígono somos muy de marketing de influencers (pero del bien hecho y mejor integrado) y, aunque esto no es una campaña de marketing al uso, es evidente el gran poder como prescriptoras que tienen las influencers en su audiencia. Y no, tampoco tenemos nada en contra de ellas, ni del estilo nórdico, ni de Ikea. Que cada cual decore sus casas con el estilo que quiera y de la marca que guste. Pero nosotros no nos creemos que el 90% de la comunidad youtuberil sea fan de lo nórdico. Y que medir el éxito en función de la blancura de sus muebles para ser más guays, es restarle protagonismo al contenido que generan, que a fin de cuentas es lo más importante.

a litle too often
Estilo nórdico youtuberil de A little too often | youtube.com
 
Como curiosidad, hace unos días nos enterábamos del porqué de tan extraños nombres. Dejando a un lado que el sueco es un idioma que nos queda grande, todos los productos siguen una línea lógica que nos ha dejado muy loquers. Por ejemplo, los sofás, los sillones o las mesas, llevan nombres de poblaciones de Suecia. Los objetos de baño y los muebles de este estilo, se llaman igual que algunos ríos y lagos del país; y los de comedor de pueblos finlandeses. En algunos casos, como en gran parte de los artículos de cocina, el nombre va relacionado con su función, describiéndola y ayudando a entender mejor la función del objeto (si sabes sueco, eso sí). Teniendo en cuenta lo larguísimas que son las visitas a sus tiendas, aprovecharlas para aprender idiomas, también puede ser un buen plan.

SantoTo

El tema de hoy puede que no sea muy marketiniano (si nos referimos al sentido literal de la actividad), pero también tiene gran componente mercadólogo. Y es que Santo Tomás, aka SantoTo, es una de las fiestas más importantes en muchos lugares de la geografía vasca. Celebrada el 21 de diciembre, esta fecha marca para muchos el inicio de la esperada Navidad, motivo por el que en ciudades como Donosti, Bilbo, Mondragón o Azpeitia, son muchos quienes aprovechan para adquirir los manjares que servirán en sus mesas solo tres días después.

La historia dice que el inicio de la festividad se debe a la celebración de un mercado de carácter popular que coincidía con el pago anual de las rentas por parte de los ciudadanos de los diferentes pueblos o villas. Como curiosidad, ni siquiera en sus comienzos tenía connotación religiosa alguna, a pesar de compartir nombre con un santo. Y, si antes no ocurría, ahora mucho menos. No vamos a negar que con los años, la intención de la fiesta se ha ido perdiendo. Ahora, a los menores de 40 años, el mercado nos da bastante igual, no así los productos típicos del día, es decir, txakoli/sidra/cualquier bebida alcohólica y talo.

Mercadotécnicamente hablando, SantoTo es día de compras navideñas, no solo las relativas a viandas, por excelencia. Y gracias a su celebración, también surgió uno de los vídeos más virales a nivel autonómico ¿Hay alguien en Euskadi, o alrededores, que no cantase en su día la canción del Parsito del Norte? Santo Tomás a ritmo de cumbia, ahí es nada.




Ay, Aitziber, qué mala fuiste con el pobre Parsito.



Anuncios con famosos que parecían buena idea, pero ssssssno

Desde hace muchos años se lleva usando a personajes famosos para realizar anuncios en prensa o televisión, aunque no es oro todo lo que reluce. En muchos casos se les nota fuera del papel o, simplemente, no se entiende qué demonios hacen anunciando eso. En el Polígono del Marketing no hemos podido evitarlo y os traemos algunos de los anuncios más bochornosos y olvidables con personajes famosos en España.

Muebles Tuco


Empezamos fuerte. Kiko Rivera Pantoja (aka Paquirrín) realizando un anuncio para Muebles Tuco bastantes años antes de empezar a trabajar de DJ o lo que quiera a lo que se dedique hoy día. El anuncio lo tiene todo, no dejéis de maravillaros con él.

Airtel


¿Alguien se acuerda de Airtel? Esa maravillosa compañía que años después sería absorbida por Vodafone. En 1999 sacaron un anuncio con Dani Martín, el cantante del desaparecido grupo 'El canto del loco'. Si fue una primera piedra para su gran carrera actoral, maldecimos al que se le ocurrió semejante idea. Sí, no está tan mal, pero a él se le nota un poco sobreactuado (como siempre). ¡Y 16 pelas el minuto!

Jata


Sí, no podía faltar. Los anuncios de María Patiño con Jata se remontan hasta la época en Antena 3. ¿Nadie se pregunta qué hace la mujer con la vena en el cuello más famosa del país anunciando planchas para cocinar? ¿Somos los únicos a los que nos parece un poco bastante WTF todo esto? Mira que lleva años con el tema y cada vez son más terribles.

LoMonaco


Ainss, echamos de menos a Constantino Romero. Y más ahora que sale Darth Vader en Rogue One y no sabemos quién se encargará del doblaje (o si hablará). Pero vamos con los anuncios. Desde que la voz de Clint Eastwood en España dejase de anunciar colchones, sus sustitutos se han hecho fuertes en el puesto. Joaquin Prat y Paz Padilla te gritan que te compres un colchón viscoelástico cada vez que salen en pantalla en ese fondo blanco. Y no pueden estar más fuera de ese papel.

Yatekomo


jajajaja. Qué graciosa 'Ocho apellidos vascos', ¿eh? Pues toma Dani Rovira hasta por la garganta. Te lo vas a comer con papas fritas si hace falta. Ya da igual lo que se anuncie. Desde Actimel (que lo hizo) hasta los platos instantáneos de Gallina Blanca. Lo que sea. Y en este no dice aquello de lo lecomiendo como si fuese chino. Jajajaja. ¡Qué chispa tiene el tipo!

Berkshire

berkshire di estefano


¡Mundo viejuno! Uno de los primeros casos de publicidad con futbolistas en España y fue para mal. Es conocido el caso de DiStefano anunciando unas medias para mujer que provocó las iras de Santiago Bernabéu, presidente del Real Madrid, y las burlas en casi todos los campos del país. Para la marca fue un golpe de efecto y se dio a conocer y a la Saeta Rubia le importó bien poco, porque pudo llenarse los bolsillos. Y mira que es un anuncio bastante naif...


Loterías y Apuestas del Estado



¡No podía faltar! El mejor anuncio de la Lotería de Navidad de la última década. Nina Pastori, Montserrat Caballé, Marta Sánchez, David Bustamante y Raphael cantando una preciosa canción navideña. Y vaya anuncio. Nos sirvió para descubrir las capacidades para imitar de Blas Cantó y para muchos memes y risas. No puedo parar de verlo... La, la, la, la, la, la, la.

Vanity metrics

Seguimos ampliando nuestro diccionario mercadólogo. Hoy, con las vanity metrics, o métricas para medir o monitorizar sitios web que, al resultar tan fáciles de aplicar, acaban generando datos que pueden hacernos tomar decisiones equivocadas. Podríamos simplificarlo diciendo que es todo lo contrario a las métricas accionables, aka KPI (Key Performance Indicator), pero nos gusta escribir así que desgranaremos el concepto.

No estamos diciendo que este tipo de métricas sean inútiles, simplemente que quedarnos en las visitas que llegan a nuestra web o nuestros followers en las diferentes redes sociales pueden hacernos creer cosas que no son.Tal vez lo importante no sean las cifras, si no las relaciones que tenemos con nuestro público, aunque éste sea menos numeroso. Nos referimos también a páginas vistas, visitantes, tiempo en el site, leads o descargas.

vanity metrics
Vanity metrics | elaboración propia

Todos sabemos que la analítica web es una ciencia complicadilla, pero que si se sabe realizar correctamente, y si tenemos la paciencia necesaria, puede generar beneficios a nuestra empresa. Por eso no debemos quedarnos solo con las cosas que en muy poco tiempo nos proporcionan unos datos que nos hacen sacar pecho y puede que nada más. Digamos que es como si esos datos estuviesen vacíos de contenido, ya que la información en sí no nos resuelve muchas dudas en la toma de decisiones.

Nuestro policonsejo: recurrir a este tipo de métricas pero combinándolas con las denominadas accionables, para que las decisiones que se tomen sirvan para cumplir los objetivos. Especialmente si nos referimos a una estrategia de social media, que es dónde su uso suele ser más habitual.

Oye, claro que me horrorizas, guapi

No mientas y asúmelo de una vez. Tú también has caído en esos jingles del horror, que se te meten en el cerebro y cantan solos a todas horas. Te taladran la vida y los odias muy fuerte. Y no te puedes librar de ellos y a veces ya ni quieres hacerlo. Si es que al final les acabas cogiendo hasta cariño. Hoy venimos a hablar de los dos que últimamente están más de moda: las cancioncitas de Wallapop y de Chicfy.

Oye, ¿qué vas a hacer con eso si no lo usas? nos dice Wallapop. Como forma de buscar respuesta automática en el receptor me parece genial. Y como poder recordatorio, derivado del horror que acaba suscitando el anuncio, me parece aún mejor. Es como lo de que hablen mal, pero que hablen que al final te lleva a decir que si no puedes con tu enemigo, te unas a él. Igual no tanto como para acabar descargando la app y hacerte usuario de la misma, pero al menos sí a reconocer su anuncio y acabar cantándolo mientras estas con tus quereseres

campaña wallapop
Súbelo, súbelo | wallapop.com
Los creativos encargados de la pieza afirman que es una forma de transmitir la personalidad de la empresa puesto que el spot habla el mismo idioma que los Walla-user. A nosotros aquí nos surgen las dudas, es una generalidad decir que todos hablan igual porque como en todo, habrá gente que hable el idioma sms, fallos ortográficos por doquier e incluso los habrá que utilicen el símbolo de apertura de pregunta. Además, que el hecho de querer demostrar lo fresca y divertida que es nuestra compañía, no tiene nada que ver con proyectar una imagen, a nuestro juicio, demasiado estereotipada.

Y pasamos a la segunda joyita: Chicfy. Chica rubia mona vende vestido cuqui y, parece ser que la mejor manera de hacerlo es perreo mediante, chica morena mona se interesa y pregunta por la posibilidad de rebaja, chica rubia dice que claro que si, guapi mientras baila twerking, chica morena compra y recibe el vestido y lo celebra volviendo al perreo. No sé a vosotros, pero a nosotros todo esto nos parece un horror. Como forma de mostrar el funcionamiento de la app y enseñar lo fácil que puede resultar el proceso de compra le damos nuestra aprobación, pero a la forma elegida para ello nein.

La app está destinada a la compra-venta de ropa y demás accesorios para chicas. En esta tesitura es totalmente justificable la presencia femenina, pero la sexualización del anuncio nos hace poner el grito en el cielo. Ay, la delgada línea que separa la capacidad de viralidad, el poder de recordatorio, la efectividad de su jingle con una idea que tal vez lleva a conseguir el objetivo propuesto pero cambiando la percepción de la marca en gran parte de sus usuarios y/o usuarios potenciales. Drami.

cmpaña chicfy
Chic, ¿para quién? | chicfy.com
Y ya dejamos el hateo, que nosotros tampoco podemos parar de decir chic para ti, chic para mí. 

Si planificas, no es improvisación

Loquers, piqueters, crakacroquers y un largo etcétera de vocablos chanantes representan muy mucho nuestra reacción al ver la nueva campaña de BBVA. El protagonista es nada más, y nada menos, que David Guapo, entre otros (pero nos centraremos en él y su figura a lo largo de este polipost). A ver, sabéis de nuestra debilidad por las campañas de influencers (de hecho, al paso que vamos, podríamos llamarnos 'Polígono del marketing de influencers), pero en este caso lamentamos decir que no cuentan con nuestro beneplácito.

El humorista, la tenista Garbiñe Muguruza y el cocinero Joan Roca nos hablan de planificar en presente para impovisar a futuro. Y ya solo con el slogan, lo vemos regulero ¿Desde cuándo la improvisación se planifica? Y es que, ¿qué tipo de improvisación es esa? Si improvisar es justo lo contrario y más que planificación, necesitas tener una flor en el culo y/o callo para no cagarla.  A ver, que entendemos el concepto planificación como sinónimo de bagaje, de experiencia previa o similar, pero seguimos considerando que induce a error de interpretación total.

david guapo bbva
David Guapo planificovisando | bbva.es

Y luego tenemos a los protagonistas. Roca y Muguruza están relativamente bien traídos, ya que al final desempeñan el papel que en otras ocasiones interpretasen deportistas varios. Pero, ¿un humorista?, sabemos que esto parece superhater, pero si anuncias un plan de pensiones, máxime con el percal que hay en el país, ¿de verdad pones a un señor que hace reír? Casi parece que lo único que se pretende es no dar credibilidad alguna a la campaña, pero hacernos risa, eso sí.

DDB y Tribal dicen que el objetivo de la campaña era la concienciación acerca de la importancia de la planificación. Estamos de acuerdo, pero el término improvisación ahí en medio pinta más bien poquito, por  mucho que se utilice para referirse a que una vez jubilados podremos hacer todo y más porque tenemos los dinericos, que hemos ido ahorrando a lo largo de nuestra vida, a buen recaudo gracias a los planes de pensiones BBVA. 

Y ya, dejamos el hateo y nos ponemos con información acerca de la campaña, que ya hemos opinado suficiente. Desde el pasado 2 de noviembre la campaña podrá verse en diferentes medios y en las oficinas de la entidad bancaria. Compuesta por tres piezas de 20", cada una portagonizada por un personaje diferente, y una versión extendida de 60". Como puntazo, los simuladores y calculadoras proporcionados en la web que pueden ayudar a hacernos una idea de cómo son los productos que ofrece BBVA y a escoger el que mejor se adapte a nosotros

La elección de los protagonistas, especialmente Garbiñe Muguruza y David Guapo, viene dada por su actividad en redes sociales y porque la empresa considera que su público se corresponde con el target de su producto. Aquí también discrepamos un poquito, pero habíamos dicho que el hateo ya estaba aparcado. 

¡Planificad mucho e improvisad leyéndonos de vez en cuando! 

Marketing de hype

Cada vez es más normal en el mundo de la tecnología y, especialmente, de los videojuegos hablar de hype. Eso nos ha llevado a pensar en que muchas empresas detrás de esos productos llevan cierto tipo de estrategias de comunicación para generar esta sensación en el consumidor. En el Polígono del Marketing pensamos que se puede trabajar con el hype de la manera más mercadotécnica que existe: aplicando las 4P.

Antes de empezar, deberíamos definir lo que es el hype, ¿no creéis? Se trata de un derivado de hipérbole que, como sabemos del colegio y lo recordamos gracias a la Wikipedia, es un recurso literario que consiste en exagerar las cualidades, características, costumbres, etc., de las personas, lugares, animales u objetos. Siguiendo con la lectura de la página de la wiki, el hype en el marketing referencia a la comunicación y a la necesidad de rellenar un ciclo lento de noticias. Si nos vamos a los videojuegos, el significado más extendido, sería algo parecido a "algo que el jugador espera con base en información externa". Básicamente, expectación.

Como decimos, hay empresas que parecen jugar mucho con el hype de cara a lanzar nuevos productos. Casi se podría hablar de la prensa de rumores que trabaja en ese ámbito y, de alguna manera, suele acertar muchas veces (y falla otras tantas, aunque no como MARCA). Así que vamos a pensar en las 4P:
  • Producto. Nos olvidamos de lo que va a salir en si, nuestro producto es el hype, la expectación y las ganas de hacerse con algo que todavía  no se sabe muy bien qué es. Un ejemplo muy gráfico y claro lo ha puesto la compañía japonesa Nintendo con el anuncio de la que será su nueva consola: Nintendo Switch. Sin saber muchos datos de ella y tras ver un vídeo de tres minutos, muchísima gente quiere que llegue marzo para comprarla (incluído el polígono). No se sabe precio, características técnicas, duración de batería o juegos de salida. Solo se sabe que queremos una. "Well played, Nintendo".
  • Precio. El precio para nosotros como empresa generadora de hype es, relativamente, barato, por no decir gratis. Una presentación de algo y silencio informativo. De nuevo volviendo a Nintendo, el caso de la Switch es bastante revelador, todo se ha montado con un vídeo de tres minutos, hasta el 13 de enero no se sabrá nada. Otro tema distinto es el precio que puede llegar a cobrar por tanta expectación. Un caso gracioso, que también afecta a la gran N, es el de Pokémon Go. Tras salir la aplicación, las acciones de Nintendo se pusieron por las nubes reportando a la compañía millones de dólares en Bolsa. Cuando los inversores se enteraron que Nintendo tenía una participación baja en el reparto de beneficios de la app, se bajaron del barco.
el pais nintendo go noticia
  • Distribución. Básicamente a través de los medios de comunicación, aunque éstos cada vez son menos necesarios para la propagación del virus hype. Las redes sociales son esos lugares donde suelen morar en sus tiempos laborales y de ocio las personas susceptibles de ser infectadas. Es más sencillo dejar que ellos mismos se intoxiquen y contagien con los distintos comentarios, rumores e invenciones, mientras tú ríes perverso desde el sofá de casa a la vez que acaricias un gato. En algunos casos, la prensa especializada suele ayudar.
movilidad ilustracion
  • Comunicación. Poco más que añadir a lo ya dicho todavía. El hype no hay que comunicarlo mucho. Se deja caer y que explote, como una bomba. Una pizca de información y silencio durante un largo tiempo. Y repetir hasta que funcione, que con los ansiosos parece ser siempre.
¿Qué? ¿Os animáis a lanzar hype por alguna chorrada? ¿Habéis sido víctimas? Esperamos respuestas 😉.