Polígono del marketing

OT, la nostalgia

Aquel 22 de octubre de 2001 aún no lo sabíamos, pero la televisión estaba haciendo historia. Se estrenaba en La Uno de TVE Operación Triunfo, (aka OT) el reality musical por excelencia, en el que 16 concursantes luchaban por, entre otras cosas, representar a España en el Festival de Eurovisión (tema muy carne de post). Como todos sabemos, Rosa ganó, y acompañada de Bisbal, Bustamante, Gisela, Chenoa y Geno (Geno y su vuelta un segundo después que siempre quedará en las memorias de los españoles), se plantaron en Tallín para quedar séptimos cantando Europe´s living a celebration. La actuación fue vista por más de 14 millones de españoles y aquello también fue gracias a OT.

ot el reencuentro
OT, El Reencuentro. A tu lado me siento seguro | rtve.es

Han tenido que pasar 15 años para que todos volvieran a juntarse en El Reencuentro, para que lo viéramos en tres documentales emitidos en domingo y para que se juntaran en el concierto del año (si me apuras de la década) la noche de Halloween. Pero OT no solo hizo historia televisivo-musicalmente hablando, asentó unas bases un poco turbias de merchandising. El 6 de abril de 2002 se enviaba la nota de prensa en la que se anunciaba que iban a crear una gama de productos (compuesta por, ojo, más de 200) con las caras de los triunfitos, desde colonias y demás productos de higiene, pasando por ropa, accesorios y complementos varios, hasta productos de alimentación y tecnológicos. Ahí es nada. 

OT estaba en todas partes y nosotros hemos venido analizarlo. Para la ocasión, por estar a la altura básicamente, hemos creado un 'Centro Comercial' al que llamaremos Operation-Mall, que en inglés todo suena mucho mejor. Acabamos de cortar el lazo y aunque esto no son las rebajas de El Corte Inglés, y las señoras no se pegan por entrar, os invitamos a trospidear con nosotros ¡Pasen y vean, polinvitados!

Piso 1, sección cultura

 

Musicalmente, recuerdo que una Navidad me regalaron 'Operación Triunfo, el álbum'Más tarde siguieron el de Disney, el de Eurovisión (creo que aquí empezó todo) y hasta alguno de gala semanal también cayó. Y no me quedé ahí, caí también en el álbum de fotos (que de hecho es muy probable que aún habite en mi trastero) y una colección de pósters Din-A4, y posiblemente alguna cosa más. 

discos de operacion triunfo
Discos molones de OT1

Con OT también empezaron los libros de influencers. Las biografías, que de biográfico tenían poco, pero te servían para 'conocer' a tu ídolo del momento, para ver fotos de su infancia y para aprender consejitos que te llevasen al estrellato como a ellos. Vaya, lo mismo que pasa ahora con el mundo Youtuber, la Cyrus o el Bieber. No inventaron la pólvora, pero diríamos que pusieron la primera piedra en todo esto. 
 

 Planta 2, ropa y accesorios

 

Pocos años habían pasado desde que las calles estaban inundadas por niñ@s, y no tan niñ@s, que llevaban el uniforme no oficial de las Spice Girls o los Backstreet Boys. Pero como en todo, OT se hizo con el control. Lo grave es que el asunto no se quedó en camisetas y/o sudaderas, la fiebre de customizar poseyó a los fabricantes (los que tenían licencia; bueno, y los que no también, que ahí fue donde surgieron los Bisbales y demás de mercadillo). Todo era susceptible de acabar con una cara impresa, hasta las mantas y sábanas. Muy loco todo ¡Ni que fuese el escudo del Real Madrid!

Operación Triunfo estaba en tu corazón y algunos incluso lo llevaron en los pies. Los calcetines fueron otro de los cientos de objetos que se crearon con el boom. Tu triunfito favorito guiaba tus pasos y no se quejaba. Además es muy probable que a más de uno hasta le cantasen, y no especialmente bien. El fanatismo again.

Pocos baños había en España en cuyos armarios o baldas no hubiera algún producto con la cara de Bisbal, Bustamante o Rosa (de Juan Camus no creemos que llegaran a venderse demasiados objetos. Por que, ¿quién es Juan Camus?). Pero las colonias tenían el poder. Seguramente oliesen todos igual, pero ¿y lo feliz que eras tú pensando que olías igual que Nuria Fergó? ¿Que Alejandro Parreño y tú os echábais el mismo perfume antes de salir por la puerta de casa? Eso no tenía precio. Y tus padres lo sabían y te dejaban seguir viviendo en aquel engaño porque no hacías daño a nadie, salvo a tu dignidad futura que con aquella edad ni te importaba. 

merchandising de operacion triunfo 1
El trospidismo hecho textil y odotipo | google.es

 

Planta 3, objetos varios

 

En 2001, cuando aún se fumaba en televisión, algún señor de mente brillante debió pensar que lanzar una colección de mecheros con la cara de tu triunfito preferido era una maravillosa idea, y más si tenemos en cuenta que la gran mayoría de quienes seguían aquello no llegaba a los 18 (concretamente, yo tenía 11 recién cumplidos). La versión llavero, que aunque igual de hortera, me parece bastante más adecuada, también caló hondo en la España de los dos miles. Al fin y al cabo las llaves había que llevarlas.

mecheros y llaveros de operacion triunfo 1
Mecheros y llaveros del triunfo | todocoleccion.net

Lo que sí fue mejor aceptado socialmente, o por parte de los padres al menos, fue la Academia de Juguete. La forma en que el mundo te permitía cumplir tu sueño de ser Natalia, Geno o Manu Tenorio, para desgracia de tus vecinos. Lo único que faltaba era tener la camiseta con tu propio nombre (otro elemento de horterismo más) que ellos llevaban en la Academia, pero la de verdad. Aunque siempre podrías imaginártela, y cruzar la pasarela y... Soñar era gratis. Bueno, y lo sigue siendo.

juego la academia de ot
La Academia | todocoleccion.net

OT empezó en septiembre y como lo petó tanto los términos derivados del reality musical fueron trending topic en todas las cartas navideñas de los españoles menores de 30 años. Por eso algunos incorporaron en sus belenes las figuritas que otro señor de mente brillante había creado para la época más mágica y familiar del año. Por que sí, había casas en las que al lado del Niño Jesús o entre los Reyes Magos, podías encontrarte con cualquiera de los diéciseis. Cosas que solo en España podrían pasar, efectivamente.


bisbal y chenoa cobra
Moment(az)o Escondidos | rtve.es
Después de todo esto, solo nos queda pedir que Bisbal vuelva con Chenoa, que canten Escondidos el resto de la vida (que aquello no fue una cobra, o eso quiere pensar mi mente inocente) y que la pobre mujer nunca más tenga que salir llorando en chándal a decir que le han dejado. Ay mi Cheno, a veces me has representado tanto... Somos tan humanas. Las dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario