Polígono del marketing

Love, se nos acabó el hamor de tanto usarlo

Orange se ha lanzado a la piscina llena, nunca mejor dicho, del sistema de entretenimiento audiovisual integral. Decimos llena porque Movistar y Vodafone tienen la oferta desde hace tiempo y, al menos en Euskadi, también la ofrece Euskaltel (casualidad, también naranja). Una oferta que incluye línea fija de teléfono (¿hace cuánto que no llamáis a un particular al fijo?), líneas móviles, Internet y televisión. Todo ello paquetizado y revestido de amor. Raro es que, siendo como esta compañía con los nombres de animales, la tarifa no fuese "Oso amoroso" o algo similar.

love orange
Orange is all you need? | Orange.es

Desde nuestro polipunto de vista, la campaña de lanzamiento ha estado plagada de errores y fallos incomprensibles para una empresa del tamaño y nombre de la francesa que solo se podría explicar con la desgana de lanzar el producto en un mercado ya copado por varios competidores. La idea de lanzar el producto un día festivo (1 de noviembre) con puente para muchos españoles no suena del todo bien. A eso hay que añadirle una campaña previa a ese primer día del mes que buscaba el misterio (y no se encontraba por casi ningún lado) y una posterior, con el producto en la calle, que trata de resaltar los valores que dan nombre a la tarifa a costa de una mítica canción de The Beatles.

Amor, precisamente, es lo que no tienen los usuarios españoles a las empresas de telecomunicaciones. Ya son varios los datos al respecto en los últimos años. Seguramente trate de olvidar aquel informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de 2014 donde Orange era la empresa de telefonía peor valorada por los encuestados. Además, no se salvaba en ninguna categoría: televisión de pago, Internet, telefonía fija y móvil. Aunque tampoco les importará demasiado cuando alrededor de un 40% manifestaba su intención de no cambiar de operador.

El amor estará en el aire, pero parece que Orange no acaba de captarlo correctamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario